De las revistas a los blogs

miércoles, junio 18, 2014

Cuando era una tierna jovenzuela me apasionaban las revistas. Pasé de mi adicción a las Barbies y los mundos imaginarios que creaba con ellas, a devorar cualquier revista femenina que caía en mis manos. Leyéndolas creía que me acercaba mas a la mujer que quería ser y ponía en práctica casi todos los consejos que daban, cuando estaban dentro de mis posibilidades. Recuerdo especialmente un artículo sobre cómo adelgazar haciendo las tareas de la casa y explicando con sumo detalle la cantidad de calorías que se quemaban por planchar, fregar los platos, limpiar los cristales…Esa semana mi madre estuvo muy contenta Sonrisa. O la vez que arrastré a mi madre a The Body Shop para comprar una cera para el pelo que costó 1.000 pesetas porque había leído que funcionaba para alisar el pelo.

Empecé por la Bravo y la Superpop, saltándome todo el contenido sobre los BackStreetBoys y demás grupos y acudiendo directamente a las escasas secciones de moda y belleza. Pronto se me quedaron cortas y pasé a la You y la Ragazza que tenían chicha mas interesante. Con ellas aprendí a usar el guante de crin y a terminar las duchas con agua fría. Y cuando estaba a punto de dejar la adolescencia, por fin me compré mi primera Cosmopolitan. Nunca he sido una aficionada a la lectura pero estoy segura de que leer a tanta periodista me sirvió de mucho en las redacciones escolares.

He sido una fantástica clienta de las editoriales de revistas durante casi 20 años, de hecho las coleccionaba y sabía en qué número había leído tal artículo de modo que cuando me hacía falta volvía a ella para consultarlo. Sin embargo ahora me río de ellas.

2mgqbtj

No voy a mentir, en los últimos años alguna he comprado, la razón es el regalo que traía, sin mas. Y si he estado muy aburrida la he ojeado por encima pero no he aguantado demasiado por la sarta de tonterías o de mentiras que veía. Supongo que este cambio se puede deber a la madurez y a que una con los años se vuelve mas exigente y selectiva, sin embargo yo lo achaco a los blogs. Y es que cuando era una niña yo lo que de verdad buscaba era una amiga que me contara todo aquello que leía en las revistas de primera mano, alguien que estuviera al día de las tendencias y que supiera qué productos hay en el mercado y cómo aplicarlos. Y como no había nadie a mi alrededor que flipara con ese tema como lo hacía yo, no tenía mas remedio que confiar en las periodistas (o no) que escribían para niñas que aun no sabían nada de su cuerpo.

Ahora parece que las revistas escriben para mujeres que siguen sin saber nada de su cuerpo.

Este tema ya lo he abordado en alguna ocasión, como el año pasado en esta entrada donde me quedé bien a gusto, pero realmente no había profundizado en el cambio que ha supuesto el mundo del blog para todos los sectores, no solo para el de moda y belleza. Ahora hay blogueros para todo: viajes, cocina, sexo, tecnología…Y no solo eso, yo siempre digo que el que tiene Internet tiene la posibilidad de aprender de todo, y si no sabe hacer algo, es porque no quiere. Si tenemos acceso a esto de forma gratuita, ¿por qué pagar?

Centrándonos en el tema que nos interesa, resulta que hace unas semanas compré una revista Cosmopolitan porque sí, se me antojó, y el juego de neceseres que traía me parecía muy apañado aunque luego resultó ser una castaña como siempre. Me senté a leerla, a ver al menos qué productos sacaban como novedad, ya que el artículo sobre los nuevos descubrimientos del orgasmo o el que te explica por qué los hombres son infieles me parecen ya hasta de mal gusto y dudo bastante de la documentación que puedan tener. Y viendo productos me di cuenta de que la mayoría de ellos ya los conocía gracias a que mucho antes de que saliera la revista publicada, ya estaban los blogs que sigo hablando de ellos. Ahora los blogs reciben notas de prensa al igual que las editoriales de las revistas, estamos informadas de las nuevas técnicas, los mas recientes estudios, lo último en tratamientos, la moda en cuanto a colorido…e incluso me atrevo a decir que las revistas, en muchos casos, van con retraso. Por ejemplo ahora están promocionando el agua micelar de Bioderma cuando hace dos años que nosotras sabemos que es un producto maravilloso.

Actualizado recientemente83

La diferencia, como también he comentado en otras ocasiones, es que toda esta información que tenemos ahora la intercambiamos unas con otras con la experiencia de haber usado los productos. Yo estoy a favor de los blogs críticos y en contra de los meramente informativos, pero aun así todos tienen para mí mas peso que la recomendación de una redactora en una revista de la cual no sé nada y que simplemente recomienda ese producto porque ese mes la marca ha pagado una buena cantidad de dinero para su campaña de marketing.

En este punto podríamos entrar también en el tema de si las bloguers se dejan comprar por marcas o no, que ya hemos tocado tantas veces y del cual ha hablado Saray en su última entrada. Pero no es mi cometido de hoy, ya que solo quiero dejar patente la importancia de los blogs, defender este mundo, mi mundo de intercambio de información, la cual la mayoría de las veces es veraz y de confianza.

Ahora tengo posibilidades que antes ni podría haber imaginado. Si quiero probar una marca en concreto puedo contactar con una compañera bloguera que ha usado varios productos de esa marca para que me de alguna recomendación concreta. Si estoy dudando entre adquirir una sombra u otra solo tengo que buscar muestras por Google. Tengo la oportunidad de decir alto y claro lo mal que me ha ido ese producto que tanto se anuncia como una revolución, o contarte lo que de verdad me está funcionando para la celulitis. Y que tu a mi me respondas con tu opinión y experiencia. El mundo bloguer es infinito.

Con respecto al día que estuve ojeando mi última revista Cosmopolitan, decir que la cerré cuando leí que el acné en verano se debía al aire seco del avión. No dudo de que sea cierto que el avión reseque la piel y provoque un efecto rebote, pero ¿qué pasa si se trata de una señorita que le tiene pánico a volar y que aun así tiene acné estival? ¿Es que si te salen dos granitos después de haber viajado a Ibiza sólo es posible que sea debido a eso? Tranquilas chicas, que Cosmopolitan os da la solución y os aconseja que limpiéis bien vuestra piel Sonrisa. Y punto.

Cuando me leía hasta los anuncios de las revistas tumbada en mi cama hace 15 años no habría imaginado nunca que todo ese contenido y de mayor calidad lo tendría al alcance de un click y con la posibilidad de feedback constante. Y lo que es mejor, que yo sería partícipe en una muy pequeña parte de ese universo de información.

Y ahora que me he quedado a gusto una vez más me encantaría conocer vuestra opinión sobre este tema, ya que lo que habéis leído hasta ahora solo es la mía, y ahí abajo siempre podéis dejar la vuestra.

Bsotes!

P.D: aunque pueda parecerlo no pretendo desprestigiar el trabajo de las personas que están detrás de las revistas femeninas, simplemente doy mi opinión y explico por qué han dejado de interesarme.

 

firmablog24

Quizás también te interese

42 opiniones

  1. Hola!!! Yo de jovencita era como tu... siempre me compraba la ragazza porque era para chicas más mayores y aparecían mas cosas de moda y cosmética xDD. Ahora, sin embargo, rara vez compro una revista, y cuando lo hago es solo por el regalo que traen...Me ha encantado esta entrada.

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. (te escribí desde el móvil anoche y parece que no se ha publicado)
    Te decía que me parece genial, genialísimo este post.

    Yo tengo un año más que tú y mi experiencia con las revistas es casi idéntica a la tuya. Cada mes compraba varias, empecé con SuperPop y Top Music, luevo Vale, Bravo... más adelante ya me animé con las de moda como Cosmopolitan o Elle. Esa You que sale en tu post la tuve, regalaba unos manguitos (los míos eran los fucsia) y también recuerdo una Woman en la que Paz Vega salía divina... las guardaba todas! Las leías enteras y me hacía los tests.
    Ahora las reciclo sin haberlas leído, solo me interesa el regalo. Ya no quiero saber la opinión de una redactora sobre un producto porque no me parece ni lógico... No voy a comprar nada porque alguien a quién le paguen me lo recomiende sin haberlo probado, prefiero la opinión de una chica como tú, que habiéndose gastado el dinero o no, sé que es una opinión sincera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es verdad! yo también tenía los manguitos en rosa XDDD. Muchas gracias por tu comentario guapa!

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Yo también las compro por los regalos, salvo alguna que me sirve de inspiración para diseñar y coser, eso sí, en verano, que es cuando me alejo del ordenador, y que ya casi es una tradición.
    Besos y enhorabuena por este post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo, besos para ti :).

      Eliminar
  4. yo creo que ahora nos interesan mucho más los contenidos que nos pueda ofrecer una bloggera porque creo que nuestra opinión (o al menos la de la mayoría) es totalmente sincera y no marcada por la editorial o la publicidad de la revista. Para mí los contenidos de las revistas son muy superficiales y no muestran a la chica de a pie de calle (y mira que estudié periodismo.... jeje)

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que llevo meses sin comprar una revista... al final me parece todo más de lo mismo y como bien dices van un poco lentas. Por los regalos sí que he comprado alguna, pero hace 2-3 meses ya. La única que me suscita cierto interés por la fotografía es la Harper´s Bazar.

    Los consejos que puedes encontrar en una revista, si es que se pueden llamar consejos, dejan mucho que desear. Yo empecé con la Ragazza si no recuerdo mal. Aunque seguro que hubo alguna previa porque teniendo hermanas mayores sería raro que no hubiera caído ninguna en mis manos aunque no recuerde alguna en concreto. Recuerdo que en una revista (lo puse en twitter en su momento) daban consejos para ser infiel.. ¿en serio? ¿ése es el gran consejo que nos pueden dar?

    El ambiente en la entrada de VENDO MI BLOG se está animando. Creo que hay gente que se ha dado por aludida sin motivo o que no ha sabido interpretar bien el mensaje... Pero oye, para eso están los blogs, para dar información, debatir temas y así ayudarnos unas a otras. La encuesta que publiqué con la entrada está dando información interesante... hay porcentajes que no me esperaba o_O

    Al final si tuviera que elegir: ¿bloggers o revistas? Bloggers sin duda alguna. Internet es muy grande ^_^ Buena reflexión Moli y gracias por la cita. Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La moralidad de las revistas también puede ser cuestionada jajajaja. Yo recuerdo también un reportaje sobre testimonios de mujeres violadas y lo que sus parejas hacían para superarlo que era de traca...

      En cuanto a tu entrada, es polémica y eso siempre anima a comentar a la gente, veo incluso comentarios anónimos, eso es síntoma de querer hablar alto y claro refugiándose en la cobardía.

      Un beso guapa!

      Eliminar
  6. Genial post Moli, y también el de Saray, que lo leí cuando lo publicó. La verdad es que yo también era de aquellas adolescentes que compraban revistas y se las leía de cabo a rabo, ahora si compro alguna es sólo por el regalo, veo que casi como todo el mundo. Las revistas están llenas de contenido vacío y sin sentido. A veces se nota que hay redactores que no llegan a tiempo a cumplir con su trabajo y escriben la primera sandez que se les ocurre. De los artículos de amores, sexo y hombres mejor ni hablamos...
    Yo tampoco me fío de lo que me pueda recomendar una revista, sé de sobra que están compradas, me fío del criterio de algunas bloggers, no de todas (todo hay que decirlo), de las que conozco de hace tiempo, como tu, pero también es verdad que hay blogs y canales en youtube que se están llenando de teletiendas y la verdad es que da mucha pena. Antes era muy agradable leer blogs, ahora es agradable leer unos pocos. En fin, este tema da para mucho y no es plan de escribir la biblia. Me voy al blog de Saray a ver qué se cuece en los comentarios. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay de todo, como en todos sitios. En este caso creo que a las bloggers que llevamos años nos sorprendió en cierto modo que las empresas se pusieran en contacto con nosotras, y cada una lo llevó como pudo o quiso. Ahora los nuevos blogs abren sabiendo lo que hay, y muchos con el objetivo de llegar a eso lo antes posible. Aun así siempre defenderé a las personas de a pie que están detrás de las líneas de un blog, siempre que sigan con los pies en la tierra :).

      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  7. Yo opino que esto es consecuencia de los nuevos tiempos que corren, porque creo que ahora las niñas de 11 años no compran revistas de ese tipo, ahora todas tienen internet, smartphone, instagram, facebook, twitter... Si las compran es para forrar las carpetas con las fotos de Justin Bieber, pero creo que poco más. Y casi que mejor no las compren, porque como bien dices, sólo contienen información basura y materialista, nada productivo y mucho menos interesante. Bueno, interesante si te quieres echar unas risas, pero ya está. De niña también compré alguna SuperPop y alguna Bravo, pero muy pocas (de hecho todavía las conservo)... no era de las que compraban su revista favorita cada semana porque mi madre no me dejaba XD si no... Menos mal que tengo una madre que me ha sabido controlar, y no me arrepiento. Lo que más me gustaba de aquella época de la SuperPop era la sección del final del todo, donde chicos/as de esas edades enviaban foto y dirección para cartearse con gente y hacer amigos. Hablaban un poco de sus gustos y así resultaban más o menos interesantes jaja. Nunca me carteé con nadie pero me gustaba ver la gente que se ofrecía.
    Seguro que las niñas de hoy en día también acceden a blogs para informarse de lo que buscan. Sinceramente hace tiempo que no veo a una niña comprando o leyendo esas revistas...

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo una sobrina con edad pre-adolescente y es fan absoluta de la revista Violeta, la cual ojeo de vez en cuando para ver cómo de inofensiva es y me echo unas risas. Yo creo que en general las revistas para niñas o adolescentes no hacen ningún daño, en mi caso tengo que decir que mi madre ha sido lo bastante abierta y ha hablado lo suficiente conmigo para que no me dejara influir por todo lo que leía de manera seria, su método no era prohibirme sino advertirme, y así me ha ido bastante bien, creo yo.

      Gracias por tu comentario :)!

      Eliminar
  8. Vamos a ver. Yo soy consumidora de revistas porque algo debo hacer en los ratos muertos del trabajo donde no tengo internet pero hay mucha diferencia entre las revistas y los blogs. Para empezar, la mayoría de ellas tienen más paginas de anuncios que escritos y dentro de los articulos hay publicidad de productos que como vien dices paga la marca y que ni siquiera han probado. solo citan y el precio. A eso le añadimos el tema moda: zapatos de 6000 y bolsos de 3000euros (seguro que todas nos lo podemos permitir..), muchos outfits están pensados solo para la foto ni son practicos ni se llevan con lo cual poca cosa sacas de la seccion moda, salvo que eres pobre y "poco arriesgada".

    Yo también estoy de acuerdo contigo, cda vez confio mas en los blogs, sobre todo porque llevando un tiempo por aqui ya se de que pie cojea cada una, y si bien es cierto que algunas se dejan sobornar por las marcas otras mantenemos ese "espiritu libre" de decir lo que realmente pensamos del producto, pese a quien pese. Al fin y al cabo lo que intento desde mi blog es eso que decias añorar:: que la gente encuentre el consejo de una amiga, la vecina... alguien cercano a quien recurrir :-)

    ResponderEliminar
  9. Hola...

    Mira por donde hoy que visito tu blog me encuentro con post muy reflexivo e interesante...

    Primero decirte que al principio de tu post también me he sentido un poco identificada en cuanto al gusto de leer revistas. Yo tuve la posibilidad de conocer muchas más en mi adolescencia que no se conocen en España, pero sobre todo tuve la ventaja de tener a mi lado a una amiga que era una experta en belleza, quien me inspiró y que marcó muchos de mis gustos en cosmética, ella en ese momento era para mí lo que ahora son los blogs de belleza. Entonces era lo que había, ahora afortunadamente las cosas han mejorado con las nuevas tecnologías.
    En cuanto a lo que dices de las revistas y las periodistas que hay detrás, respeto tu opinión y como en todos los sectores hay de todo y hay buenas y no tan buenas, tenemos los intereses creados de las marcas y otros temas que no vienen al caso pero que conozco porque yo soy periodista que ojalá pudiera escribir en una revista de belleza y no sólo artículos de marketing, economía y opinión, pues lo haría con la misma pasión y esmero como lo hago para mi blog.
    De ahí que las marcas estén apostando por los blogs, pues saben que una lectora se fiará más en la opinión de una blogger que es una anuncio publicitario en una revista o televisión.
    En todo caso muchas ganas por tu reflexión y por hacernos recordar esos momentos de nuestra adolescencia!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy ha tocado jajajaja.

      Efectivamente, tu lo has dicho, te gustaría escribir para una revista pero con la misma pasión y esmero que le pones en tu blog. ¿Y si no fuera así? ¿Y si tu opinión estuviera condicionada a lo que le marca un superior o una marca? Ya no sería tan bonito...Por eso tienes un blog, por tu necesidad de escribir sobre belleza y decir lo que quieras y como quieras. Quizás esa libertad no la tendrías en una revista, y es la pena de este mundo de imagen, que todo es mentira.

      Muchas gracias por tu opinión. Un beso!

      Eliminar
  10. Un post muy interesante.No soy de comprar revistas porque hace tiempo que sólo ofrecen publicidad y escaso contenido.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Estoy muy de acuerdo, la verdad. Un post con muuuucho chicha.

    ResponderEliminar
  12. Me ha parecido super interesante tu entrada, totalmente de acuerdo con lo que dices, yo no he sido de comprarme muchas revistas en mi adolescencia pero si que es cierto que me las compraba sobre todo para leer todo lo relacionado con la belleza. Ahora si compro alguna es por el mero regalo. A mi me gusta mas leer la opinión de una chica que escribe en un blog sobre un determinado producto si le gusta o sino que leerlo en una revista, en ella siempre van a hablar bien de dicho producto ya que como has dicho la marca les ha pagado para ello.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pienso cómo tu, de adolescente me compraba muchas revistas para enterarme de estas cosas, recuerdo q yo tb le pedí dinero a mi madre para comprar un jabón de coco de TBS que era ideal para los granos, te hablo del puuff 95-96!

    Y ahora compro alguna revista por los regalos, lees y es todo publicidad o cosas que dices, ehhh en serio no lo habéis probado no? Si hasta ni ponen los precios bien! O cómo tu dices cosas que llevan años en el mercado las sacan de novedosas! yo me fio de los blogs, de las novedades y cuando quiero comprar algo recurro a buscarlo en la blogsfera q me van a indicar mejor que una revista que la marca ha pagado un pastizal por aparecer en una hoja.

    muak!

    ResponderEliminar
  14. Hola Moly !!!! muy bueno tu post !!! sin embargo yo tengo una versión diferente ajajaj yo de niña nunca fui muy femenina y tampoco era de estar al tanto de la moda ni del maquillaje, fue en la época de mis 19 o 20 (ahora tengo 24) cuando empecé a descubrir un poco mi lado femenino, sumado a eso un sobrepeso por lo cual empecé a tomar cartas en el asunto y fue ahí cuando conocí a Women's Health, encontré que era una revista super interesante, motivadora y que además tocaba temas de belleza y cuidado personal, todo lo que estaba buscando !! de hecho por esta revista empecé a deambular por los blogs de belleza que recomendaban en la misma revista y me fui enamorando de esto. No leí las revistas que tu nombraste (soy de Chile) pero si que hay de esas también por acá ajajajaja.
    Aún sigo leyendo mi women's health, no tan religiosamente como antes, pero para mi es un gusto darle una leída de vez en cuando y recurro a sus consejos sobre dietas y ejercicios super bueno.

    Muchos saludos y que estés bien ... besotes !!! me encanta leer tus publicaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has encontrado una revista que complementa la información de los blogs, bienvenida sea. Aquí la mayoría de ellas deja bastante que desear en ese sentido.

      Muchas gracias por tu opinión ;)!

      Eliminar
  15. Yo dejé de comprar revistas también: un buen día me dí cuenta de que ya lo leía todo en Internet! Es parecido a lo que comentas pero además destaco la gran capacidad de aprendizaje e inspiración que tienen los blogs. La revista esta ahí "estática" y te presenta unas propuestas (estudiadísimas y muy profesionales, eso sí) que te gustan (y se te adaptan) o no. En la red TÚ buscas lo que quieres...y aprendes cómo hacerlo porque te lo explica alguien "a ti": con los posibles fallos, con los trucos.... y ese potencial a mi me encanta, me maravilla y jamás me cansa.
    Un besazo, Moli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esto engancha bastante, a que sí? Yo a veces me planteo por qué aun no me he aburrido del blog y sin embargo todo lo demás siempre lo dejo a medias, y es que es un hobby que abarca tantísimas cosas...que no dejas nunca de aprender, y eso es muy motivador.

      Un besazo!

      Eliminar
  16. A mi me ha pasado un poco lo mismo. Las revistas no me cuentan nada nuevo desde hace tiempo, y es gracias a los blogs y al mío propio porque, gracias a él, tengo mucha información y acceso a productos que puedo probar y revisar.
    Personalmente, intento ser lo más veraz posible, porque creo que hay que ser, ante todo, honesta y responsable. Si recomendamos un producto, otra persona puede gastarse el dinero en él influida por nuestra opinión sobre el mismo.
    Por eso, también, siempre hablo desde mi experiencia y contando cuales son mis ecesidades y características, porque lo que a una le va bien, a otra puede que no.

    No creo que este post desprestigie a nadie, simplemente, es un tironcito de orejas para que se pongan las pilas y nos ofrezcan algo nuevo. Leer los mismo artículos año tras año tras 20 años, aburre (test de compatibilidad, por qué los hombres so infieles, acaba con la celulitis definitivamente -que llevamos co eso ni se sab y lo que nos queda-, etc)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, deberían plantearse un cambio en cuanto a contenidos si quieren despertar el interés de la mujer de hoy en día.

      Gracias por tu opinión cielo!

      Eliminar
  17. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero salvaría de la quema tanto VOgue como Elle, especialmente por sus especiales y suplementos, tienen miles de ideas, información y una fotografía maravillosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Vogue se sale un poco de la línea de las otras revistas porque mas que una revista de belleza es una obra de arte :).

      Gracias guapa!

      Eliminar
  18. Oye Moli con esta entrada te hago la ola pero vamos, te mando unas cuántas de mi orilla y todo :-9
    Me ha gustado muchisimo, me has recordado a mis tiempos de Teenager en las que compraba You y Woman en las que nos curtiamos y poco a poco nos haciamos unas pequeñas expertas en belleza, las revistas han sido siempre mi pequeño vicio, todos los meses compro alguna, o sea que soy regular en este aspecto, salvo por algún regalo especial (que no siempre suelen darlos) suelo comprarlas en formato pocket (que bien el formato bolsillo nena, en nuestro tiempo hubiese dado un brazo).
    Es cierto que andan un poco desfasadas pero a la hora de que me guste más o menos me quedo sin dudar con Instyle (creo que una de las revistas más completas y leibles que he visto) el resto nada de nada y la peor del mercado es Glamour con diferencia, todo publicidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues probaré con Instyle a ver si me sorprende :).

      Gracias por tu opinión cielo!

      Eliminar
  19. me ha encantado la reflexion en la actualidad las revistas no me entretienen como antes! besitos

    ResponderEliminar
  20. Tu reflexión me parece muy valiosa. Podría basar mi opinión en defender a los periodistas ya que son mi gremio y decir que son maravillosos, sin más. Pero, independientemente de que piense que un periodista es el profesional más adecuado para informar, puesto que es quien está preparado para ello, veo necesario profundizar.

    Las revistas de las que hablas, en sus tiempos, tuvieron su público y la finalidad era el entretenimiento. Al menos lo concibo así. Y, en realidad, es que tampoco había otra cosa. Yo me acuerdo del Super Pop y del Vale ;-) Y la llegada de Internet y la irrupción de los blogs, pues responden a otras necesidades y generan esa conversación de tú a tú de la que hablas. A fin de cuentas es lo que más confianza nos da... desde luego y siempre y cuando el blog no esté comprado. Esto lo podemos extrapolar no solo a belleza, sino a los blogs de cocina que se puede decir que podrían sustituir a las revistas de cocina que había o las fichas coleccionables de recetas de las revistas del corazón. También a las revistas de interiorismo. O a las de psicología… en realidad yo lo veo como un complemento. ¿El papel sufre? Sí, pero revistas y periódicos. Hasta los libros. Todo lo que sea papel sufre y tiembla porque en Internet prima la inmediatez. Un gran ejemplo es el que ponías de Bioderma. Eso no habría pasado si la revista en cuestión tuviera al profesional correspondiente analizando qué interesa a los lectores. Pero hoy en día cualquiera con un teclado cree que hace de todo.

    Lo que aparece en las revistas, claro que es publicidad. Las revistas tienen tirada y llegan a mucha gente. Lo peor es que las empresas hacen una gran inversión para quee esa publicidad aparezca y las mismas empresas se ríen de los blogs en plan coleguita: “te mando el banner y te doy una cremita”. También, si abrimos un periódico encontraremos publirreportajes y más publicidad. La vida es publicidad y promoción. Hasta cuando alguien se toma un café con otra persona, tiende a promocionarse si tiene oportunidad. Y si no, la busca.

    Yo te hablo como periodista y sí es cierto que desde fuera se pueden ver las cosas de una manera. Pero en el interior de la profesión las cosas son diferentes, partiendo de la base de que, por mucha documentación contrastada que se tenga, el periodista en cuestión no tiene más remedio que cumplir órdenes. Si llega el jefe con un cliente que quiere insertar su publicidad y estropea el reportaje… ¿el periodista qué hace? Nada. Aguantarse. Esa es la pena. Habrá revistas con profesionales que, aún pudiendo, no actúen como deberían pero es que eso ocurre en todos los sectores. Por poner ejemplos, hay médicos que apenas pueden usar anestesia para determinadas intervenciones, porque el hospital no tiene. ¿Qué hace? O como cuando les dicen qué recetar. Si hablamos de las teleoperadoras, nos llaman y nos ponen negras. Pero tengo amigas que me explican que las cosas desde dentro son diferentes y que dependen de ese sueldo. Toda profesión tiene mucho que aguantar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no pretendo ni generalizar con la profesión periodística ni censurar su trabajo. Sé perfectamente los motivos por los cuales un redactor en concreto no ofrece contenido de calidad, y casi siempre se debe a que encima de él hay órdenes, como en todos los trabajos. De hecho a lo largo de estos 5 años de blog he conocido a muchas periodistas de belleza que han abierto sus propios blogs precisamente para hablar de lo que les de la gana, (BeautyVictim es un ejemplo de ello, dicho por ella misma) y con esto se resume bastante bien lo que he querido transmitir con esta entrada. Lo que critico es el sentido encubierto de las revistas...ya que si la mayoría de la información o consejos que dan no son veraces o resultan fuera del alcance de cualquiera, no sé para qué sirven. NO quiero comparar una revista con un blog, simplemente dejar constar que para mí, independientemente del sentido de cada uno, es mucho mas útil un blog :).

      Gracias por tu interesante opinión guapa!

      Eliminar

  21. En cuanto a los contenidos de las revistas, eso se debe al jefe de redacción en cuestión. Quien firma no tiene culpa de nada. Todo lo que se escribe está controlado al milímetro. Pero lo que sí es verdad es que los reportajes siempre llevan fuentes informativas y si se escribe algo, es porque hay una fuente de verdad. ¿Qué la opinión del dermatólogo se queda pobre? Eso es (y lo sé de buena tinta) porque no hay más información que ofrecer que esté científicamente probada. Habrá otras cosas que funcionen para la piel, pero no se pueden pillar los dedos o bien trabajan con un laboratorio al que tienen que promocionar. O te hablan maravillas del láser para las manchas en la piel porque en su consulta tienen un láser. Otra cosa ya es la opinión de la gente, que nosotras contemos nuestras experiencias. Pero para eso están las encuestas y los foros... y llegamos a los blogs.

    Yo veo que este tipo de revistas deberían recoger la opinión del experto. Aunque bien es cierto y estoy de acuerdo contigo en que se llega a quedar corta. Abres una revista y ves una selección de productos que ya no es que haya probado la redactora, sino nadie de la revista. De todas maneras, la redactora no puede opinar, sino ofrecer información. Y lo que veo muy importante, más que cuestionar el trabajo de las revistas o de quienes escriben en ellas es que el problema está en que leemos demasiado.

    En cuanto a esto último de leer demasiado, también deberíamos plantearnos el público al que se dirigen las revistas. Te aseguro que habrá muchas madres que no usen Internet y que sean reacias a dejar de lado una revista. No se informan tanto, no leen blogs y su única vía de escape, pues es el papel. Por tanto, si no tienen más conocimientos sobre el tema, no se les va a quedar corto. A nosotras, pues sí. Pero habrá a quien esa cantidad de información le baste y le sobre. ;-) ¡Besos!

    ResponderEliminar
  22. Cielo, tan identificada me siento... y me pasa igual con los anuncios de la tele, jajajaja, a veces hasta me sorprende mi chico con algún comentario del tipo: ¡anda, si eso lo tienes tu!
    La verdad que el mundo blogger puede tener sus más, sus menos, cada cual lleva su espacio como quiere, pero es indudable que sacamos una fuente inagotable de información. A mi me chifla meter mi naricilla en mil blogs, descubrir, comparar, que se me antoje algo, saber que no funciona para evitar comprarlo... y las pocas veces que ojeo alguna revista me sorprenden incluso los errores en cuestión de precio y hasta nombre de los productos.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es que tenemos acceso a una cantidad de información que es todo un privilegio, y encima prácticamente gratis :). Gracias por tu opinión!

      Eliminar
  23. Sin dejar de estar de acuerdo contigo sobre la reflexión que haces de las revistas femeninas también he de decir que los blogs ya no son lo que eran al menos para mí. Es decir, algo fresco, natural y sobre todo sincero en cuanto a opiniones, productos, moda etc se refiere. Un ejemplo claro lo veo en el blog de lovely pepa. Una chica que estudió en la misma universidad que yo, a la que he visto en persona y que, a mi parecer, nada tiene que ver como era antes a lo que es ahora.

    ¡Ojo! No digo que eso sea malo ni mucho menos, pero para mi ya no es un referente, de chica joven, sencilla, que combina con imaginación la ropa normal que pueda tener al igual que nosotras... ya que desde hace tiempo a lo que se dedica es a promocionar en su web miles de marca que en la mayoría de las ocasiones ni nos podemos permitir. Con lo cual... como todo lo que saca no está a mi alcance ni tengo la posibilidad de tener tanta ropa, zapatos y complementos para combinar me he aburrido de ese tipo de contenidos.

    Un ejemplo claro que me suele llamar la atención, es que muchas de las fotos que se saca en Vigo, lleva un vaso en la mano tipo Starbucks como si aquí hubiera algo de eso. No sé, fingiendo un tipo de vida que desde luego nada tiene que ver con esta pequeña ciudad rural y marinera en la que aún en muchas casas se crían animales para comer...

    En definitiva, la profesionalización de los blogs y los contenidos que aparecen en las revistas cada vez me parecen lo mismo...

    ResponderEliminar
  24. Tienes toda la razón, desgraciadamente muchos blogs han perdido su sentido principal, y en el caso de los blogs de moda, en el momento que reciben ropa es difícil determinar si ellas la eligen o es pura publicidad. Yo creo que si tienes la posibilidad de monetizar y rentabilizar tu blog, debes hacerlo, pero sin perder el verdadero motivo por el cual lo abriste, ni aquello que hizo que te siguieran una seria de personas, porque gracias a ellas el blog tiene o no éxito.

    ResponderEliminar
  25. Yo hace muchísimos años que no compro revistas de ningún tipo precisamente por eso que dices, si algo me interesa lo tengo a un click, desde mi casa y con información mucho más contrastada y verificada que la que puedan proporcionarte las revistas a las que sabemos que indudablemente han pagado por cada artículo... Descubrir el mundo bloguer fue de lo mejor para empezar a cuidarme y verme guapa :) Así que me guardo el dinerito que cuestan las revistas y me compro algo que me guste de veras xD ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Completamente de acuerdo con tu planteamiento una vez mas, Moli! Yo también he dejado de comprar revistas, salvo contadas excepciones, y cuando lo hago es símplemente por entretenimiento: me dedico a mirar las fotografías, buscar inspiración entre la ropa... pero no considero que aporten información nueva. Que por cierto, algo que nunca he entendido es porqué en ocasiones se empeñan en sacar prendas o cosméticos de ediciones limitadas o campañas pasadas que ya son imposibles de encontrar en tiendas.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. No recuerdo la última vez que me compré una revista de moda/belleza. No me aportan nada y ni siquiera me tientan con sus regalos

    ResponderEliminar
  28. Ay, Moli!! Yo me identifico desde tres posturas diferentes. La niña que como tú, devoraba las revistas. La periodista que ve cómo la caída de publicidad conlleva despidos de grandes profesionales en sustitución de becarias y periodistas que les importa un bledo la belleza (y no tienen ganas de aprender tampoco), pero que puso en marcha el Vogue Belleza y lleva 11 años escribiendo en Vanidad; y la bloguera que soy desde hace ya casi 7 años.

    Cualquier palabra que dijera, cualquier idea que quisiera expresar, tú ya la has dicho en esta entrada.

    Un beso enorme. Como siempre, de 10.

    Inma

    ResponderEliminar
  29. Yo de niña/adolescente compraba pocas porque no tenia paga ni nada, pero si que es cierto que cuando alguna caia en mis manos me gustaba mucho la seccion moda y belleza (los trucos para conquistar al chico de mis sueños NUNCA funcionaron xD)


    Conforme fui creciendo empecé a buscar revistas con más páginas, en la esperanza de que la proporción de secciones de mi interés aumentaran. El mundo de las revistas de "mayores" lo descubri gracias a una suscripcion a Cosmopolitan que le tocó a mi madre. El problema estaba en que la revista era cara para mi escaso presupuesto.

    Estando ya en la universidad salió la Glamour y con el rollo de mami dame dinero para fotocopias, para el menú, blablabla; cada mes juntaba el dinero de la revista y me hacía con ella. Le fui fiel hasta que anunciaron en portada un reportaje con regalos y complementos accesibles a cualquier bolsillo y lo más barati que encontré fue algo de 400 euros. Y no la he vuelto a comprar desde entonces, a lo sumo he dejado que me la comprara alguien por el regalo, jajajajja.

    Ahora llevo meses y casi me atreveria a decir que un par de años sin comprar ninguna, a lo sumo por el regalo o alguna que me ha traido mi marido.

    De hecho en una de las ultimas que recuerdo haber comprado me encantó hacer quiniela de productos en plan: tengo algo parecido, lo conozco, es una castaña...

    Me paso a ver el post de Saray

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí, no dudes en dejarme tu opinión.
Por favor no incluyas enlaces a tu blog en tu comentario, te haré una visita a través de tu perfil :).

Subscribe