Decoración | Mi cocina shabby chic

martes, septiembre 13, 2016

Sabéis que me gusta compartir todo lo que hago en cuanto a decoración de mi piso. Habéis visto mi sala de estar, mi estudio, mi dormitorio, mi vestidor... Sin embargo nunca habéis visto mi cocina. El motivo de no haberla enseñado es simplemente porque no la teníamos montada tal y como entendemos que debe estar una cocina. Hasta ahora nos apañábamos con un fuego eléctrico y un fregadero que mi chico improvisó con un barreño :). Si, en plan poblado marginal, pero es que por más vueltas que le dábamos no conseguíamos cuadrar en ella todo lo que queríamos poner. 


Como todo en este nuestro piso, las dimensiones son ridículamente pequeñas y además se trata de una estancia mal estructurada, por lo que era imposible que nos cupiera todo lo que nos tenía que caber. Tampoco queríamos invertir mucho en esta estancia de la casa porque no tenemos pensado estar mucho tiempo viviendo aquí. Pero a pesar de todo eso había que encontrar una solución y al menos adecentar este lugar que además es el más importante en cualquier hogar. 

Una vez que asumí que tenía que renunciar al lavavajillas todo fue mas fácil :). Por lo tanto pensamos que si montábamos solo lo básico sí sería factible tener una cocina de manera rápida y barata. Así que hoy os abro la cortinilla a mi cocina y os cuento paso a paso todo lo que hicimos. 


A pesar de lo que podemos creer, montar una cocina de manera económica es bastante sencillo, solo hay que renunciar a los frentes de los muebles y a la mano de obra. Por lo tanto nos aventuramos a realizar todo el proceso nosotros mismos. 

Después de ir a varios sitios y comparar precios, llegamos a la conclusión de que nos salía mejor comprarlo todo en Ikea. Elegimos tres estructuras de muebles para la zona baja de la cocina, y una para la zona alta. Además compramos allí también la encimera, el copete, la vitrocerámica, el fregadero, el grifo, el extractor y todos los accesorios como rieles y escurreplatos. Todo lo necesario para montar nuestra cocina no superó los 500 €. 


Una vez teníamos nuestro piso de liliputienses lleno de cajas vino lo peor...¿por dónde empezamos? Pues siempre montando los muebles, obviamente. El momento mas crítico fue cortar la encimera y hacer los huecos para el fregadero y la vitro, sin embargo nos sorprendió ver que no es tan complicado como parece si cuentas con una buena caladora, y al final resultó sencillo que todo encajara perfectamente. 


Se hace pesado porque son muchos detalles y terminaciones, pero en una semana mi chico y yo teníamos nuestra cocina lista solo a falta de hacer las cortinillas que taparían los muebles.

Como queríamos algo sencillo, práctico y con las cosas a la vista, decidimos poner en la zona alta unas baldas para colocar botes y accesorios, al más puro estilo vintage. Dichas baldas, cuyo grosor es considerable, las compramos en Leroy Merlin ya que en Ikea no había nada parecido.  Ademas ahí colocamos también los escurreplatos a la vista para potenciar el efecto de cocina llena de cacharros que iba buscando...


Para las cortinas de las muebles iba buscando una tela tipo saco con impresiones pero no la encontré así que me decanté por la típica de cuadros vichy en tonos grises. La compré en el mercadillo y me salió muy barata, tanto que compré de más y tuve para hacer un mantel y dos paños de cocina :). 

La cenefa que rodea toda la cocina era de colores con botes de frutas muy pasada de moda, así que la pintamos con pintura para azulejos y el resultado nos ha encantado. 


Aunque las cocinas shabby chic suelen ser en tonos pastel y desgastados, el estilo se caracteriza por mezclar cosas antiguas con modernas. Así que en este caso, aunque el aspecto general es actual, el hecho de poner telas en los muebles y dejar cosas a la vista le da un aire antiguo que a mi personalmente me encanta. 

He querido que pasara tiempo desde que montamos la cocina hasta enseñarla en el blog porque quería comprobar si resultaba práctica en su uso, ya que puede parecer que todo se ensucia más rápido. Pero lo cierto es que no, no noto grasa en las baldas ni veo que los muebles cojan polvo tras las cortinas. No sé si es porque el extractor es muy bueno, cosa que dudo por lo barato que ha salido, o porque las cosas se usan tanto que no da tiempo a que se ensucien expuestas. 


La verdad es que todo esfuerzo ha merecido la pena y ahora puedo decir que tengo cocina y que además es diferente a todas las que veo, y además muy nuestra ya que la hecho hecho sin ayuda.

Estamos en la búsqueda de un reloj con aires retros en color rojo para poner en la zona frontal, pero de momento no ha habido suerte y ha faltado ese detalle a la hora de que la veáis. 


Lo único que no puedo recomendar jamás después de varias semanas usándola es la encimera blanca. No sé cómo se me pudo ocurrir elegirla en ese color. ¡Qué cosa mas guarra! No pongáis encimeras blancas, ¡se ve todo!

Espero que os haya gustado esta entrada y me contéis qué os parece. Y cualquier duda que tengáis estaré encantada de resolverla en comentarios. 

Bsotes!!


Quizás también te interese

13 opiniones

  1. me parece admirable lo manitas que eres!

    ResponderEliminar
  2. Pues te ha quedado bien mona. Muy hogareña.
    En la mía, tengo una parte con cortinas también de cuadros vichy, pero en azul.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita te ha quedado con las cortinillas. Le dan un aire muy chulo. Un besito

    ResponderEliminar
  4. Me encanta! Y que mañosos que sois tú y tu chico. Yo como mucho puedo cambiar una bombilla😉

    ResponderEliminar
  5. En serio, este ordenador me vacila. He escrito tres veces el comentario.

    Me encanta el resultado de tu cocina. Te entiendo perfectamente con lo de encajar las cosas rollo tetris, mi cocina también es pequeña, pero no tuve tanta imaginación como tu, al menos al principio, no tenía mucha idea de decoración ni controlaba del tema "cocinistico" y muchas cosas que me hubieran venido de lujo para solucionar detalles no sabía que existian...pero bueno con los años he ido mejorandola.

    Me gusta mucho el detalle de la cortinilla, le da un toque campestre precioso.

    Lo de la cenefa, pintarla esta guay, lo malo es que queda algo del dibujo debajo, mirate las que venden adhesivas, yo puse la mia en azul marino y me cambió totalmente la cocina =), ademas es removible, al menos cuando se te empiece a levantar la pintura es una buena solución.

    P.D. Te mando ahora mismo por IG la foto del bote galletero jejej

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. No sabía lo que era el concepto "shabby chic", ya he aprendido algo más además de quedar alucinada con vuestra capacidad para aprovechar espacios. Me encanta ese toque tan tuyo de añadir puntos de color a los planteamientos en blanco y negro, queda genial.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  7. Moly que apañada que eres, enhorabuena te ha quedado muy bonita y que envidia (sana) ne da la gente que es "manitas"


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado. El detalle de la cortina me recuerda a la cocina de la casa de mi abuela, una casa que ya no existe, y que me trae muy buenos recuerdos. Creo que es un detalle entrañable y coqueto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa :)
    No conocía este concepto, eres una manitas, te ha quedado chulísima!
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  10. Oye pues para tener esa mini cocina te ha quedado preciosa, tiene un toque retro muy bonito y es muy sencillita¡¡
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Es preciosa y me encanta la cortina...

    ResponderEliminar
  12. Como siempre me dejas asombrada con la capacidad que tienes para decorar, tienes muchisima creatividad con pocos recursos. Dara gusto cocinar en esa cocina tan mona y tan tuya, un beso guapísima.

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí, no dudes en dejarme tu opinión.
Por favor no incluyas enlaces a tu blog en tu comentario, te haré una visita a través de tu perfil :).

Subscribe